Esta negra cachonda realiza a un cliente una buena mamada, a esta mujer le encanta chupar toda clase de pollas.



A esta negra le encantan las pollas blancas, disfruta como una perra chupandole la polla al blanquito y follando con él, no te lo pierdas, no es muy guapa pero tiene buen cuerpo la negrita.



En este video porno puedes ver como una hermosa guarra le encanta el sexo y lo puedes ver en el siguiente video como es penetrada por dos pollas grandes hasta causarle un orgasmo.



Un día follando con mi novia, (entre nosotros solemos hablar y contarnos nuestras fantasías sexuales), me comentó que tenía ganas de comerle la polla a un negro… y yo le respondí que eso estaba hecho en cuanto pudiéramos hacerlo… seguimos follando y ella siguió diciendo… bueno como ya sabes cuando esté con el negro solo voy a chuparle la polla a él porque la tendrá más gorda que tú, ¿no?… Cornudo, cabrón, chupapollas… ¡Claro! le respondí yo muy excitado… ¿Y si encontramos dos negros mi amor? En ese momento nos corrimos los dos quedando en que ya lo haríamos…
Ese sábado se quedó a dormir en mi casa mi novia y yo le propuse salir a dar una vuelta por algún pub y ella me dijo que si… al final quedamos en ir a un pub que suelen haber muchos negros y suramericanos, en el que ponen música negra, salsa y merengue… y los negros suelen rozarse con las chicas que bailan… con el plan de si alguno o algunos le gustaban nos los traeríamos a casa para disfrutar de su fantasía…

Pulsa aqui para ver todas las fotos porno …



Si te gustan los videos porno en donde puedas ver como los pajilleros tengan las pollas negras y grandes, este es tu video en el cual puedes ver como una linda zorra le encanta las pollas negras y grandes, en el video puedes ver mucho sexo anal, no falta decir que esta guarra tiene unas tetas ricas.



Orgia de pollas

porno 23 de enero de 2008 0 Deja un comentario

Luis se quitó los pantalones y dijo, zorra chupa, a ver si sabes ponérmela a mi también, vaya pedazo de morcilla que tiene mi cabrón, pensé yo, empecé a mamar de rodillas y a comerme los huevos

Nada más dejar la maleta en el hotel me dirigí a la parada de taxis más próxima, le di la dirección, que Luis me dio unos días atrás en nuestra última sesión del Messenger, al taxista y en escasos 15 minutos ya habíamos llegado, el miedo se estaba apoderando de mi, ya que todo era nuevo, la situación, mis intenciones, mis deseos, pero a decir verdad el miedo no ganaba todavía a las ganas de ser follado por otro hombre.

Pulsa aqui para ver todas las fotos porno …