Mi vecina de 40 años

porno 13 de febrero de 2008 1 Comentarios

Aquella vecina de 40 años recién cumplidos, desde mi época de adolescencia soñaba con hacerle el amor, tenia unas ricas nalgas y unas hermosas piernas y con un andar coqueto, para ese entonces tenia dos hijos y un esposo que no la atendía. Fui creciendo (ahora tengo 29 años) y ella comenzó a verme con ojos de lujuria, me comía con su mirada de mujer deseosa, para ese entonces ya era madre por tercera vez, y sus formas se hicieron voluptuosas, en pocas palabras se había puesto mas buena.

Hasta que una tarde coincidimos en una consulta medica y comenzamos a platicar, eche toda la carne al asador y le pregunte si algún día podríamos salir a tomar una copa, ella ni tarde ni perezosa como si estuviera pensando en el momento acepto de inmediato, pero con algunas condiciones para que su marido no se diera cuenta, acepte sus condiciones y al siguiente día nos reunimos en un café exclusivo, cada quien llego por su lado, ella llego vistiendo una blusa negra dejando ver sus hombros descubiertos y unos jeans entallados donde marcaban sus ricas caderas y unas nalgas que a cualquiera le daba ganas de morder, traía unas sandalias que dejaban ver sus hermosos pies sus talones y arcos perfectos. Era una hermosa mujer madura con mucho porte. Ella pidió un café y comenzamos a platicar, sobre cosas triviales pero por dentro ardíamos y nos comíamos con la mirada, hasta que le tome la mano y comencé a besar sus labios, era un sueño hecho realidad besar a aquella mujer madura que en mi adolescencia era la diosa de mis sueños nocturnos, aquella mujer madura era la protagonista de mis sueños eróticos, con ese beso intenso comencé a recordar las veces que ella salio a cerrar la llave del agua con un short diminuto mostrando sus bellas piernas, o cuando con su amiga fue a pedir el teléfono de mi casa con mucha coquetería teniendo yo 17 años.

Le propuso ir aun hotel que estaba enfrente de la cafetería, llegamos al cuarto y nos preparamos para gozar intensamente, comenzamos a besarnos y dejándonos llevar por la lujuria besando su nuca y sus hombros, desprendiéndose de la blusa dejando sus senos al aire, senos firmes que me invito a tocar a besar. Baje por su torso le pase mi lengua y llegue a su ombligo ahí comenzó a gemir y a quitarse los jeans, yo le ayude cuando los tenia en sus pies lo que aproveche para besarlos, pasando mis labios por sus plantas lentamente, mordiendo sus talones besando sus lindos dedos, la estaba preparando para un orgasmo extraordinario, subí lentamente por sus bellas piernas jugueteando con mi lengua, era una situación excitante, ya que llegue a su pubis lo toque y comenzaba a destilar los primeros jugos vaginales, ella traía una ropa interior de esas que llaman cachetearas se las baje y dejo a la vista un pubis rasurado que se lo tapaba de una forma graciosa como jugando para que no lo viera, en sus manos llevaba su anillo de casada jaja.

Abrí sus piernas y pase mis dedos por sus vagina tocándola, palpándola para saber que terreno iba a pisar, estaba completamente mojada y caliente jugué con su clítoris lo abrí como un capullo y comencé a pasarle mi lengua lentamente y en círculos, ella comenzaba a emitir pequeños “ayyyysss” de placer lengüetee su clítoris y a su vez introducía un dedo al interior de su vagina para llenarla de placer, tuvo su primer orgasmo, “su squirt” sus mejillas se tornaban rojas de la excitación mientras me bañaba con sus jugos y me ponía a mil. La voltee para besar y morder su espalda y bajar lentamente hasta sus hermosas nalgas, donde me quede otro instante, quería aprovechar cada milímetro de su cuerpo, porque podría ser la primera y ultima vez que podría estar con ella, me apodere de sus nalgas, de piel suave y calida, de sus nalgas paraditas pase mi lengua por la rayita que las divide y ella solo gemía de placer como que hacia falta que alguien explorara ese bello cuerpo, abrí sus nalgas y comencé a besar el contorno de su ano, era mía en ese momento ya se había entregado por completo a mi sin inhibiciones, le comencé a pasar la lengua y a introducir un dedo, sus jugos vaginales la hacían de lubricante por unos momentos. Completamente entregada a mí y con los ojos desorbitados comenzó a hacerme una felacion como loca como poseída besándome y lamiéndome la tranca, besándome los huevos y chapándolos hasta que explote en sus labios.

Era el momento de prepararme para penetrarla, me coloque el condón y ella subió las piernas invitándome a entrar a su cueva de placer, me puse las piernas en los hombros y comenzó la acción bese sus plantas en esa posición una y otra vez, la puse de lado yo atrás en su espalda besándola mordiéndole el hombro diciéndole cosas a su oído quizás tenia rato que no las oía en ese trance, la coloque en cuatro para sujetar sus caderas y tener una visión hermosa de sus nalgas era lo mejor que estaba viviendo con mi vecina la mujer madura, ella gozaba de placer al compás de mis embestidas se oía el chasquido del pene y la vagina y el cap cap de sus nalgas con mi vientre comenzó a gritar, a gemir, comencé a sentir algo caliente y un torrente que salpicaba mi glande.

Era su orgasmo, sentí que ella había desfallecido , se desvaneció en mis brazos emitiendo gemidos de placer, dejando un pequeño charco de sus jugos en las sabanas, aproveche para cambiarme de condón y comenzar a estimularle el ano para penetrarla y así sentir el calor y la estrechez de su recto que al momento de sentir al intruso comenzó a cerrar a apretar haciéndome sentir una sensación muy extraña, estaba aprisionando la verga, la tenia a mi merced con esa imagen de su espalda , de sus nalgas y de sus talones que se asomaban por la periferia de mi vista, en ese momento explote de placer y descanse a su lado, en ese momento me podía morir, me había cogido a la diosa de mis sueños.

(Para esto supe que por despecho ella le había sido infiel a su marido con uno de sus amigos y que también se había vendido al sexo por recomendación de su amiga)

Busquedas

40 años la mujer de mi vecino peli X , pelicula x 40 años la mujer de mi vecino , relatos eroticos de casada de ricas nalgas recibiendo a su amante

Comentarios

  1. lobo-7 dice:

    asi m pasa con una vecina m la quiero cojer pero ella tiene marido y dos hijos pero ella esta muy buena yo tengo 18 y ella tiene 37