Bueno todo empezó un día de verano, yo regresaba con unas amigas de la playa, y al ver mi celular me doy cuenta que tenia 16 llamadas perdidas de un numero desconocido… decidí devolver la llamada para saber quién era, al otro lado me contestó una voz muy varonil, la verdad no tenia la menor idea de quien era, pero me llamó la atención… pasaron los días y el mismo chico llamado Rodrigo me timbraba constantemente, claro que yo también devolvía la llamada… un día hablamos y me pidió mi mail, se lo di y empezamos a conversar de todo, la pasamos muy bien por el msn pero yo no sabia como era el físicamente, él si sabia como era yo por que le había enviado fotos.

Nos hicimos muy buenos amigos por Internet y por teléfono hasta que el me pidió que se a su enamorada, yo tenia miedo de aceptar por que en realidad no sabia quien era él, pero de todas maneras me parecía bastante sincero, los dos estábamos solos así que decidí decirle que SI.

Ya teníamos un mes de enamorados y aún no nos conocíamos, yo lo tomaba omo un juego, pero al mismo tiempo me sentía extraña de querer a alguien que no había visto nunca, pero que iba hacer el se robó mi corazón… un 7 de Junio era el día pactado para de una vez por todas encontrarnos, yo salía de la facultad y decidimos que yo vaya hasta su casa, no lo pensé dos veces asi que decidida fui, obvio que con cierto temor… cuando lo ví sentí que era lo que yo esperaba, intentó besarme, pero me rehusé, él lo entendió después de todo era la primera vez que nos veíamos.

Llegamos a su casa, donde él estaba solo, entré m senté en el sofá a ver tv, el se sentó a mi lado y empezó a besarme apasionadamente, a lo que respondía, sentía que lo amaba, me cargó y me llevó a su habitación, ahí echados en la cama, conversando, besándonos, conociéndonos… Él me preguntó si quería hacerlo, bueno yo aún era virgen y sentía mucho miedo… le respondí que no era el momento, no estaba preparada… al parecer el se resintió un poquito pero se le pasó al momento…

Empezaron las caricias, los besos, y de pronto él estaba acariciando mis pechos que por cierto me excitaban mucho, pero intentaba disimular hasta qe ya no pude más, él poco a poco me fue quitando la ropa, sentía vergüenza, pero al mismo tiempo un gran placer… le pedí que lo haga despacio pero el no hizo caso y sacó su miembro frente a mi, besó mi conchita tiernamente, yo cada vez mas excitada me estremecía sobre su cuerpo, hasta que de un solo tirón me penetró hasta el fondo, fue lo más excitante que me pudo pasar en ese momento, sentía como eso que tanto había cuidado desapareció, pero lo único que sentía era un placer incomparable, era suya y eso era lo que importaba, asi seguimos media hora, era muy rico sentir su gran miembro dentro mio, me hacia gemir de placer hasta que me vine y él también lo hizo, nos unimos en un mismo cuerpo.. ahora era yo la que l pedía más y más y él seguía haciéndome sentir mujer por primera vez, no nos detuvimos hasta después de dos horas, las mas lindas de toda mi vida… después fuimos a la ducha y en la tina de baño sentí nuevamente su pija dentro de mi, hasta el fondo, era como si me partiera en dos, bueno no es por hacerle fama , pero mi novio la tenia muy grande y gruesa, y eso me encantó…

Busquedas

relatozofilia

Comentarios

  1. frezztt dice:

    mamita que rico todo eso grosera estas bien rica mamita